sábado, 28 de noviembre de 2015

Sobre la libertad

PERDÓNESEME LA OSADÍA
Moustaki lo escribió mejor, pero es urgente que se sepa que la libertad sigue amenazada. Enlace a "Ma liberté"


¡Ay, Libertad!
Una vida te guardé
Como una perla escasa,
¡Ay, Libertad!, que me diste el valor
para soltar amarras
y largarme sin rumbo
hasta el fondo y más lejos
por rutas de fortuna
donde tomar en sueños
la rosa de los vientos
de un rayo de la luna.

¡Ay, Libertad!
Ante tu voluntad
Mi alma se plegaba,
¡Ay, Libertad! y todo te lo di,
Hasta aquella camisa,
Y hube de padecer
Para satisfacer
Todas tus exigencias.
Y cambié de país
Y dejé a los de aquí
Solo por tu confianza

¡Ay, Libertad!
Supiste desarmar
Hábitos y rutinas,
¡Ay, Libertad!, y me hiciste apreciar
Hasta la soledad,
Pudiendo sonreír
Al ver que se acababa
Una historia feliz;
Y dándome el abrigo
Cuando me cobijaba
Para sanar heridas.

¡Ay, Libertad!
Y en cambio, te dejé,
Una noche de frío.
Llegué a dejar los senderos de allá,
Aquellos que pisamos,
Cuando, sin una duda,
Maniatado y feliz,
Me dejé seducir.
Luego te traicioné
Por la cárcel de amor
Y por su centinela
Luego te traicioné
Por la cárcel de amor

Y por su centinela.

domingo, 4 de octubre de 2015

JM Sánchez y sus traducciones descabelladas

DE GEORGES BRASSENS, "PUTAIN DE TOI"
Tras "Le gorille", una nueva incursión en la lírica del maestro de Sète.

Solía estar en Babia todo el tiempo,
y los gozos de aquí, esos ni los caté.
Sembraba mis violetas o le cantaba al viento
Y les daba posada a los gatos también.

(estribillo)
Ah ah ah ah me cago en ti
Ah ah ah ah ah ah pobre de mí

Una tarde lluviosa oí llamar a la puerta
y me acerco hasta allá: « otro gato será. »
Hay que ver, qué felino me trajo la tormenta
Eras tú, eras tú, tú y nadie más.

Con los ojos rasgados y color de pistacho,
tu pezuña esponjosa llegó a mi corazón.
Menos mal para mí que no tenías mostachos
ni tampoco una gran reputación.

Por los rincones de vi vida bohemia
fuiste joven a fuerza de hermosura y candor,
y mis gatos, y yo, mis flores, mis poemas
recibimos también lluvia fresca y calor.

El tiempo pasa y se diría un cometa.
Nuestro amor se esfumó como vino, tal cual.
Pisoteaste mis flores y quemaste mis letras,
lo del gato lo callo, qué más da.

El colmo fue, miserable lagarta,
que no quedaba carne, ni nada al parecer,
y fuiste al carnicero sin pudor y sin bata
y en su cama encontraste de comer.

Todo acabó, te pasaste tres pueblos,
renuncié a los placeres que tuve por aquí,
y me volví a la luna llevándome los cuernos,
letras, flores y gatos para mí.


Ah ah ah ah me cago en ti
Ah ah ah ah ah ah pobre de mí

martes, 8 de septiembre de 2015

Graciela Bárbulo, micros líricos y épicos

Esta escritora es además correctora de estilo, coach holístico-transpersonal, creadora y facilitadora en DanzAura y TSH. De ahí que su prosa breve sea inmensa, como meridiana es su claridad.



He pedido perdón a mis verdugos.
Ninguno lo comprendió, pero todos soltaron el hacha.




sábado, 27 de junio de 2015

José Manuel Dorrego, finalista del YK

Finalista en el I Concurso YK Accesorios

Ejecución de un dandy

Hace 5 minutos se lamentaba por no tener nada que ponerse para la ejecución. Ahora,  con la soga al cuello, quisiera pedir como último deseo que le limpien, al menos, los zapatos italianos. Imposible hablar: es como si tuviese un nudo en la garganta.

Teresa Docio, Ganadora del YK accesorios

Relato ganador del I Concurso YK Accesorios

Violinista
Solo toco donde aprecian el arte. Los bises aumentan las propinas. Volví demasiado tarde y se habían llevado todo. No tengo que ponerme. Cada noche, dejaba colgada del carro la otra camisa limpia. Humedad, es lo que tienen los puentes. En la miseria, los detalles son un lujo.