sábado, 22 de abril de 2017

Francisco Capitán



Despido


Clara despedía a su modo: “Vámonos de cena.” Sumergió una pastilla en el cava. Los empleados olvidaron el camino de regreso al trabajo.  Menos Pablo, que no bebía. “Vuelve a suceder. ¡Por culpa de los bajos!”, maldijo Clara. Ese hombrecillo insignificante emprendió su negocio y contrató a sus compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece esta historia?